Monjes y mujeres, monjas y hombres

Una de las reglas importantes del Vinaya, tanto para los monjes budistas como para las monjas, es la prohibición de un monje de estar a solas con mujeres, y de una monja de estar a solas con hombres. Esta no es sólo una regla para monjes y monjas estrictos, sino una regla que el Buddha hizo obligatoria para todos los monjes y monjas. Como esta es una regla que surge a menudo, la explicaré en detalle en este artículo del Vinaya.

En la introducción a una de las reglas ("Ataniya" 1) que se encuentra en el Vinayapitaka, ocurre la historia siguiente:

“En el tiempo del Iluminado, el Señor, estaba en Savatthi, en el Parque de Anathapinndika, en el Bosquecillo de Jeta. Entonces el Venerable Udayin acercó esta muchacha (una hija recién casada de uno de los colaboradores del Ven. Udayin) y habiéndola acercado, se sentó junto con la muchacha, un hombre y una mujer, en un lugar secreto, en un aislado y cómodo asiento, conversando en el momento adecuado, hablando del Dhamma en el momento adecuado... Visakha (la famosa discípula laica) vio al Venerable Udayin sentado junto con aquella muchacha, un hombre y una mujer, en un lugar secreto, en un aislado y cómodo asiento. Viendo esto, le dijo al Venerable Udayin: 'Esto no es apropiado, honorable señor, no es adecuado, que el maestro se siento junto con las mujeres, un hombre y una mujer, en un lugar secreto, en un aislado y cómodo asiento. Aunque el maestro no tenga deseo de tal cosa (relaciones sexuales), las personas no creyentes son difíciles de convencer'. El Venerable Udayin no tomó en cuenta a Visakha... Visakha le contó este asunto a los monjes... Los monjes se enfadaron, irritaron y enojaron y le contaron el asunto al Señor... El Señor reprendió al Ven. Udayin: "¿Cómo puede usted, hombre necio, sentarse junto con las mujeres, un hombre y una mujer, en un lugar secreto, en un aislado y cómodo asiento?

... “(El Señor Buddha luego establece una regla explicando...)

'Un lugar secreto' significa secreto del ojo, secreto del oído. Secreto del ojo significa que si (el monje) que cubre su ojo, que eleva su cejas, que alza su cabeza, (el espectador) es incapaz de ver (el monje). Secreto del oído significa que (el observador) es incapaz de escuchar el habla ordinaria. 'Un asiento aislado' significa que está aislado por una pared, o por una puerta, o por una cortina, o por una pantalla o por un árbol, o por un pilar, o por un saco o que es ocultado por cualquier cosa. 'Cómodo' significa que es posible participar en el acto sexual”.

(Del Libro de la Disciplina de Pali Text Society, Vol. 1, p. 330ff)

La siguiente regla, "Ataniya" 2, es similar a la primera, que he descrito, con el único cambio de que esta vez el Venerable Udayin sentado con la misma muchacha, sólo dos de ellos, en un lugar secreto (secreto del ojo, secreto del oído), que no era un lugar aislado (por una pared, etc.) ni un lugar cómodo (para el acto sexual). De nuevo, cuando Visakha vio al Venerable Udayin y a la muchacha solos los dos, reprendió al monje:

“Esto, honorable señor, no es correcto, no es adecuado que el maestro se siente junto con las mujeres, un hombre y una mujer, en un lugar secreto. Aunque, honorable señor, el maestro no tenga deseo de tal cosa (aquí se refiere a filtrear), las personas no creyentes son difíciles de convencer.”

De nuevo el Ven. Udayin no tuvo en cuenta el reclamo de Visakha. Así que lo contó a los monjes quienes le contaron al Señor Buddha. El Señor Buddha entonces reprendió al Ven. Udayin y condenó tal comportamiento estableciendo otra regla para los monjes.

Las citas anteriores, directamente del Vinayapitaka, muestran el peligro de un monje que está a solas con una mujer, especialmente dentro de un cuarto, carro o edificio. Estas reglas fueron repetidas en el Vinaya de las monjas, prohibiéndole a una monja estar sola con hombre por razones similares. En la sociedad de hoy en día, donde las denuncias de abuso sexual son moneda corriente, y, a menudo, tan sólo son la palabra de una persona contra la de otra, el guardar estas importantes normas es algo más que una protección ante la posibilidad de abuso, sino que también una protección contra la propagación de sospechas maliciosas. Las sospechas, aún cuando sean falsas, son muy difíciles de refutar. Como la sabia laica Visakha dijo: "Aún si el Venerable monje o monja no tiene deseo de tal cosa, las personas no creyentes son difíciles de convencer".

Conociendo ahora esta regla, podemos ayudar a todos los monjes y monjas budistas a guardar bien sus preceptos y así ayudar a prevenir acusaciones que son perjudiciales para todos. Por favor, evite estar a solas con un monje, si es una mujer y si es un hombre, evite estar a solas con una monja. Gracias.



FUENTE:

AJAHN BRAHMAVAMSO. "Monks and women, Nuns and men" [en línea]. Newsletter, July-October 1997, The Buddhist Society of Western Australia, Perth, Australia. Disponible en la página web: http://www.what-buddha-taught.net/Books6/Ajahn_Brahm_Vinaya_Monks_and_Women_Nuns_and_Men.htm



Traducido al español por Upāsikā Sabrina

Es responsabilidad de quien traduce y edita cualquier error por omisión, precisión y/o noción que pueda encontrarse en las publicaciones halladas en este espacio. De igual forma, las mismas son de libre distribución y puede ser reproducidas por cualquier medio siempre y cuando sea libre de costo. Toda derivación de esta obra debe citar como fuente este documento e incluir los términos de uso presentes.


Comments